January 29, 2007

La FFII se opone a la adopción por “fast-track” del formato MS OOXML como estándar ISO

Print More

Bruselas, 29 enero 2007 — La FFII ha enviado una carta abierta a todas las delegaciones de la Organización Internacional de Estandarización (ISO) para que, antes del vencimiento el 5 de febrero, se opongan con contradicciones a la adopción mediante vía rápida (“fast track”) de la especificación de más de 6000 páginas del formato OOXML de Microsoft (ECMA-376). La propuesta de Microsoft daña la adopción del estándar existente ISO 26300 (OpenDocument) que cubre prácticamente la misma funcionalidad con una especificación de solo 600 páginas.

La FFII mantiene diversas objeciones a la propuesta de estándar. Office Open XML se basa en patentes veladas, y en términos de licencia no publicados o incompletos que hacen imposible o altamente arriesgada cualquier reimplementación independiente del formato. También obliga a los desarrolladores a hacer ingeniería inversa para averiguar la forma de funcionar de viejas aplicaciones y formatos cerrados de Microsoft. Además, usa formatos no estándares para idiomas y fechas, y su especificación incluye expresamente errores conocidos como considerar al 1900 un año bisiesto.

Benjamin Henrion, analista de la FFII, explica: “Microsoft está intentando colar una propuesta ultracompleja en un muy corto periodo de tiempo. El proceso de fast-track nunca fue pensado para tramitar especificaciones de tan tremendo tamaño y artificiosa complejidad. Parece claro que existe una presión sobre ISO para que no estudie detenidamente las muchas trampas que hay en OOXML. Éstas incluyen verdaderos campos de minas que permitirán a Microsoft mantener un estricto control sobre quién puede implementalo. Microsoft ya intentó introducir sus patentes en un estándar internacional anteriormente, dando como resultado un fallido estándar anti-spam.

Son múltiples las asociaciones, empresas informáticas y bloggeros que tras estudiar OOXML lo describen como un “estándar sólo para Microsoft”, ya que grandes partes del estándar hacen referencia al funcionamiento de las aplicaciones, en vez de a unas especificaciones técnicas en sí. Como ejemplo se puede citar la opción para activar “alineación del texto como WordPerfect”.

OOXML ha sido creado en un año por Microsoft en solitario y fue ratificado como ECMA-376 por ECMA, una asociación privada que emite estándares bajo demanda. Ha sido mediante ECMA que Microsoft ha podido proponer su formato bajo el procedimiento fast-track de ISO. Como contraste a lo anterior, el formato OpenDocument, estándar ISO 26300, necesitó 5 años de trabajo abierto en las organizaciones ISO/IEC y OASIS, y ahora ya cuenta con múltiples implementaciones que cubren todas las principales plataformas (Symbian, Windows, Linux, Mac OS, BSDs y Solaris). Por contra, el formato de Microsoft aún no dispone de ninguna implementación en el mercado, y, de hecho, no se prevee ninguna a medio plazo aparte de la propia de Microsoft.

Alberto Barrionuevo, Vicepresidente de la FFII, concluye: “Pedimos a todas las delegaciones nacionales de ISO que cancelen el proceso de fast-track. Es simplemente imposible clarificar todos los problemas y contradicciones que existen en ECMA-376 en un plazo tan corto como el provisto por el fast-track. De hecho, este conato de estándar tan corto de miras mina la completa credibilidad del proceso ISO/IEC. Si Microsoft puede comprar un estándar para su uso exclusivo con impunidad, ¿para qué sirve ISO?

Enlaces

Información de Contacto

Alberto Barrionuevo
Vicepresidente FFII
+32 2-414 84 03 (fijo)
+34 639 70 80 94 (móvil)
openstandards arroba ffii.org (Español/Inglés)

Benjamin Henrion
FFII Brussels
+32-2-414 84 03 (fijo)
+32-484-56 61 09 (móvil)
openstandards arroba ffii.org (Francés/Inglés)

Sobre la FFII

La FFII es una asociacion sin ánimo de lucro registrada en veinte países Europeos, dedicada al desarrollo del bien informacional para el beneficio público, basándose en los derechos de autor, la libre competencia y los estándares abiertos. Más de 850 miembros, 3.500 compañías y 100.000 suscriptores han confiado en la FFII para que sea su voz en cuestiones de política pública referentes a derechos de exclusión (“propiedad intelectual”) en el procesamiento de datos.